Cita del libro “El Hablador” escrito por Mario Vargas Llosa

“Lo importante es no impacientarse y dejar que lo que tiene que occurrir ocurra”, me respondía. “Si el hombre vive tranquilo, sin impacientarse, tiene tiempo de reflexionar y de recordar”, diciendo. Así encontrará su destino, tal vez. Vivirá contento, quizás. Lo aprendido no se olvidará. Si se impacienta, adelantándose al tiempo, el mundo se enturbia, parece. Y el alma cae en una telaraña de barro. Eso es la confusión. Lo peor, dicen. En este mundo y en el alma del hombre que anda. Entonces, no sabe qué hacer, dónde ir. No sabe defenderse, tampoco, ¿qué he de hacer?, diciendo. Entonces los diablos y sus diablillos se entremeten en su vida y juegan con ella. Como los niños haciendo saltar a las ranas jugarán. Los errores se cometen siempre por la confusión, parece.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: